El Apoyo de Canadá

La Embajada de Canadá en Panamá fue un compañero esencial para la realización del Primer Congreso de Prácticas Ejemplares en Diversidad Empresarial. Su apoyo incondicional durante la planificación y ejecución de este proyecto fueron clave para lograr su impacto. Este apoyo se ve reflejado en las palabras que Su Excelencia, Anna–Karina Asselin, la Embajadora de Canadá en Panamá nos regaló al inicio. La oficina de la Embajada tuvo la amabilidad de permitirnos compartirles su discurso.

Su Excelencia, Anna-Karine Asselinm, Embajadora de Canadá en Panamá. La foto es cortesía de la Embajada de EE.UU.

Su Excelencia, Anna-Karine Asselinm, Embajadora de Canadá en Panamá. La foto es cortesía de la Embajada de EE.UU.

Buenas Tardes

Mi amigo y colega, John Feeley, embajador de Los Estados Unidos en Panamá

Sra. Nataly Valderrama de relaciones con los clientes de Great Place to Work

Sr. Eduardo Flores, Director de Desarrollo de Negocios de AIESEC en Panama

Sr. Guillermo Cedeño, director General de CONVIVE

Hace varios meses me vino a visitar Sr. Guillermo Cedeño de CONVIVE para hablarnos de este Congreso; el primer congreso nacional de diversidad empresarial en Panamá, y me invito a participar.

Tanto el proyecto como el tema me encantan; no solo porque para mi país, Canadá, los derechos humanos son universales e indivisibles, cubriendo a todos los ciudadanos por igual, sin diferencias de raza, credo, género, identidad u orientación sexual, como lo estipula el Artículo 15 de nuestra carta de derechos y libertades ciudadanas. Este tema me apasiona de manera muy personal, porque a través de mi experiencia como abogada de derechos humanos, esta es una causa que llevo en mi corazón.

Para Canadá, es un orgullo apoyar esta iniciativa, ya que el pluralismo, la diversidad y la promoción de los derechos humanos son prioridades de nuestra política exterior.

Y la diversidad Empresarial, advoca por garantizar estos derechos, a todos los ciudadanos en general, dentro del ámbito laboral; creando espacios seguros de inclusión, en donde no exista la discriminación.

En este marco, el gobierno de Canadá trabaja en tres áreas estratégicas para promover y proteger los derechos de la comunidad LGBTI, tanto a nivel nacional como internacional:

  1. Abordar el tema, de manera constructiva, tanto en foros bilaterales como multilaterales, promoviendo los derechos de las personas LGBTI
  2. Compartir nuestra propia historia de progreso y buenas prácticas en la protección de estos derechos, y el efecto positivo que ha tenido, en toda la comunidad; creando espacios más diversos, tolerantes e inclusivos para todos los ciudadanos.
  3. Consultar y trabajar con organizaciones de la sociedad civil, tanto en Canadá como en el exterior, para promover los derechos de las personas LGBTI

El año pasado, después de los terribles eventos en Orlando, junto con mi amigo John Feeley, nuestras familias, equipos de trabajo y sus familias, decidimos marchar juntos durante la marcha del orgullo gay, para marcar nuestro apoyo incondicional a estos derechos. De hecho nuestro Primer Ministro, Justin Trudeau, ha dirigido la marcha en Canadá junto a todo su gabinete en los últimos dos años.

Canadá es uno de los países con grandes avances en materia de igualdad para la población LGBTI. En el año 2005, Canadá aprobó la ley que permite la unión de personas del mismo sexo y la adopción de niños por parte de estas parejas. Esto fue fruto de una larga lucha por la igualdad de derechos de todos los ciudadanos, que se remonta a la década de los setenta, la cual se vio apoyada en coyunturas clave, por legislación oportuna e histórica, en temas de inclusión, incluyendo el ámbito laboral, ofreciendo las garantías legales que un estado de derecho debe ofrecer.

El fundamento de la legislación progresista canadiense, considera los derechos humanos, universales e indivisibles, incluso en el ámbito laboral, bajo el claro concepto de que estos derechos no pueden ser subordinados por el derecho de libre contratación que puede ejercer cualquier individuo o empresa. Estos derechos necesitan ser garantizados y protegidos.

Para las empresas, se ha convertido en tema, no solo de derechos humanos, sino de “bottom line” o sea: utilidades. Las estadísticas ya demuestran que al contratar, retener y promover a los empleados LGBT,
las organizaciones aumentan su capacidad para competir por talento, minimizar los costos de desgaste y obtener un mayor acceso a los mercados de consumo LGBT. Estos mercados están entre los de mayor crecimiento y poder adquisitivo. La diversidad empresarial no solo tiene sentido social y humano, también tiene alto sentido económico.

Entonces, ¿Que pueden hacer las empresas para estimular espacios de trabajo más diversos e inclusivos? Dentro de la experiencia empresarial canadiense, podemos ofrecer los siguientes aportes, resultado de un estudio muy completo sobre inclusión empresarial, elaborado por el Centro Canadiense para la Diversidad y la Inclusión:

  1. Invitar a consultores externos a hablar sobre diversidad e inclusión dentro de la empresa
  2. Apoyar a los empleados que quieran desarrollar grupos de apoyo internos a las personas LGBTI
  3. Promover intercambios y actividades con organizaciones que promueven los derechos de las personas LGBTI
  4. Crear una estrategia de diversidad e inclusión para abordar estos temas de manera efectiva dentro de la empresa
  5. Establecer comités de diversidad e inclusión para garantizar el apoyo transversal de la estrategia

Estos pasos son importantes, porque la diversidad y la inclusión no es sólo algo de lo que tenemos que hablar, es algo que tenemos que apoyar con acciones concretas, con nuestros empleados, y nuestra comunidad.

En Canadá tenemos un caso de estudio muy interesante, el de Enbridge Energy, cuando decidió incorporar la diversidad y la inclusión en la cultura corporativa para que tocara todas las partes de la compañía; conectando su política para la diversidad a sus valores fundamentales: integridad, seguridad y el respeto entre las comunidades, el medio ambiente y las personas. Enbridge baso su estrategia de diversidad en 3 pilares:

  1. El poder del caso de negocios
  2. El poder del conocimiento
  3. El poder de las historias personales

Y a través de las actividades dentro de la empresa, ellos participaron en la creación de un video “Out at Night” que formo parte de una campana de Egale Foundation, en donde se documentaban menores LGBT en Calgary que fueron expulsados de sus familias y de sus casas, y ahora estaban durmiendo en la calle como indigentes… Esta actividad logro crear conexiones emocionales entre los empleados de la empresa que vieron de cerca el poder de las historias humanas, dándole significado personal a los valores de inclusión y diversidad.

Confiamos en que Panamá, a través de la diligencia de organizaciones como CONVIVE, de Congresos como en el que participamos hoy, de acciones sociales, educativas, políticas y culturales, y dentro de las empresas que participan hoy, siga dando pasos firmes hacia una diversidad empresarial que sea parte no solo de la cultura organizacional de algunas empresas más progresistas, si no que sea parte de la cultura laboral general del país: no una excepción, sino la regla.
Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *